UN SAN VALENTÍN DE CORAZÓN……


Corazones grandes, chicos, en papel, en plástico, en vidrio. Nos invade el rojo.

Muy bien; es el mes, el día, del amor y la amistad.

Un pretexto, una conmemoración, para detenernos por un día y recordar a los nuestros que los queremos, que tienen nuestra amistad incondicional. Está bien, palomeado.

“Demuéstrale tu amor”, dicen palabras más o palabras menos, todos esos anuncios que nos advierten que ya viene, está cerca la fecha. ¡ Prepárense !


Pero…un momento.


Puede ser que todo lo dulce y generoso que parece implicar el “celebrar” de alguna manera ese día no lo sea tanto. Está acotado, limitado, condicionado, me dice una mosca en la cabeza. Quizá sea celebrado un poco egoístamente, excluyentemente y nunca nos hemos puesto a pensar en ello.

Y no es en referencia al consumismo, eso creo que todos lo tenemos muy claro. Es relativo o no, dependiendo de cada quien.


“¿Egoístamenteeee ?”, se sobresaltarán algunos pensando que es todo lo contrario.

Pues , me parece que sí.


Si algo le falta a este mundo nuestro en estos días es más gente que demuestre amor (amistad) siguiendo el principio básico de “los unos a los otros“.


Y con” los otros “ me refiero a los que no están tan lejos de nuestro “círculo cercano” y a los que sí; a los que por derecho propio son cercanos pero sólo los recordamos en ocasiones como ésta dedicándoles un poco del tiempo que durante el resto del año les damos a cuenta gotas y a quienes nos son totalmente desconocidos pero ahí están, necesitando actos de humanidad para con ellos, actos de amor.


Si muchos dedicáramos este día a iniciar un compromiso de solidaridad y apoyo a quienes poco o nada -ni a nadie- tienen, sería una auténtica celebración al amor .Lo único que se necesita son ganas, voluntad, empatía .

Las opciones son miles.

Las tenemos tan próximas como el viejito que la hace de viene-viene o de cerillo en el supermercado hasta la fundación que se encarga de alejar a las niñas de la calle o recabar fondos para operar las cataratas ó hacer operaciones del corazón.


El cómo también es múltiple: donar tiempo, dinero, ideas, dar trabajo, capacitar, alfabetizar, evangelizar, tener un sentido y accionar de comunidad, de ciudadanía …. y hasta saludar a ese/esa desconocido(a) con una gran sonrisa y un “¿cómo está? de corazón, con intención.

El día de San Valentín merece una reflexión más allá de nuestra zona de confort.


Quizá sólo nos hace falta tener más presente el viejo dicho: “Obras son amores…………”

Conoce a Laura Costas.

Mexicana de corazón, comprometida  con mi país. Compartamos valores, tradiciones, cultura, arte, bellezas naturales de nuestro querido México.

Posts Recientes
Búsqueda por Tags
Nuestra Comunidad 

Supermamá

Papás Héroes

Paraíso de Bebés

Niños Artistas

  • Facebook Black Round
  • Twitter Black Round

COPYRIGHT © 2016

YO SOY MEXICANO

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now