• LAURA COSTAS

¿REYES MAGOS O SANTOS REYES?


TRADICIONES MEXICANAS

Después de llevar a sus hijos al parque de la ciudad, para tomarse una foto con alguno de los tres Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltasar, la familia Ramírez regresa a casa y se ponen aa colgar las “botas” que Elena, la mamá, elaboró para cada uno de sus hijos, con el nombre de los niños en ellas: Juanito, Bea y Andrés. Dos más grandes con los nombres de Elena y Jesús, los papás.

Una vez que las botas están colgando de la chimenea, los niños se van a dormir con la emoción de saber que al despertar encontrarán regalos que les van a traer en la madrugada los Santos Reyes o Reyes Magos.

¿De dónde viene esta costumbre de los hogares mexicanos?

De origen español, la tradición de traer regalos a los niños el 6 de enero, en que se festeja la llegada de los “Santos Reyes” o “Reyes Magos”, data del año 1885 en que se realizaban cabalgatas de los Reyes, regalando dulces a los niños que se reúnen en las calles para verlos pasar y recibir sus regalos, costumbre que aún existe en las ciudades y pueblos españoles.

En México, es una tradición muy arraigada. Según comerciantes de juguetes, se venden más para estas fechas que para Navidad.

Está basada en las profecías de Isaías y el Evangelio, en dónde se menciona:

“Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo: Dónde está el Rey de los Judíos, que ha nacido? porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle".

Los Reyes, siguiendo la estrella que los guió hasta el pesebre, adoran al niño y le dan regalos de oro, incienso y mirra.

Volviendo a nuestra familia Ramírez, los niños despertaron muy temprano, emocionados y nerviosos.

Cada uno encontró bajo su bota, el regalo que le había pedido a los Santos Reyes en la carta que depositó en el correo.

Festejaron, jugaron y disfrutaron de un rico desayuno, dónde no podía faltar la “Rosca de Reyes”, con la ilusión de encontrarse el muñequito que representa el Niño Jesús.

Siguiendo las tradiciones, el que se lo saque, comprará tamales para desayunar el Día de la Candelaria, el 2 de febrero.

Se bañaron y arreglaron y siguiendo un bonita costumbre familiar, salieron a repartir unos regalos que cada niño compró con sus propios ahorros y los llevaron a un orfanatorio, compartiendo así la alegría de la llegada de los Reyes Magos.

Hermosas tradiciones de nuestro pueblo que siguen pasando de generación en generación.

Cuidemos de conservarlas con el espíritu de alegría por la llegada del Niño Jesús y la costumbre de compartir con los niños menos afortunados.


0 vistas
  • Facebook Black Round
  • Twitter Black Round

COPYRIGHT © 2016

YO SOY MEXICANO

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now