• LAURA COSTAS

¡QUÉ HORROR VIVIR EN MÉXICO!


En la actualidad, en un mundo globalizado en el que las noticias viajan a velocidad impresionante, el intercambio de información, cultura y sucesos nos permite acercarnos unos a otros.

Es conveniente estar atento en aprender las riquezas de otras naciones, pero es indispensable no perder la conciencia de quienes somos y de donde provenimos.

Es decir, del amor a nuestra Patria y en ello, al evocar las costumbres y los valores que se reflejan en el arte, el trabajo, en el pensamiento, en el genio, en la religión y en el temperamento del pueblo del cual provenimos.

Según dice el comunicólogo Moisés del Cid:

“La patria viene a ser: el amor al legado de nuestros antepasados quienes enriquecieron nuestra cultura en aspectos materiales, intelectuales, espirituales y morales”

Es el amor a la patria, el amor a la herencia cultural que nos ha sido otorgada por nuestros ancestros y que tenemos el compromiso de enriquecer para dejarla en manos de las generaciones jóvenes, que son quienes están ya participando en enriquecer este legado.

Sin embargo, es frecuente escuchar en reuniones de amigos y compañeros quejas constantes hacia el país en el que nacimos, vivimos y probablemente moriremos.

Hay muchas razones que tenemos los mexicanos para no estar contentos:

· Gobiernos corruptos y poco confiables

· Enriquecimiento ilícito

· Concentración de riqueza en unos cuantos

· Millones de personas viviendo en pobreza extrema

Sería interminable mencionar todos los problemas que nos aquejan y que son parte incuestionable de nuestra realidad.

Sí, son parte de nuestra realidad, pero nuestra realidad abarca mucho más.

Pensemos en la belleza de México, en la simpatía y alegría de sus habitantes, en los millones de ciudadanos comprometidos: estudiando, trabajando y esforzándose para sostener a sus familias, generar fuentes de trabajo, luchando por una superación personal, familiar, social y nacional.

¿Qué nos falta a los mexicanos para poder amar a nuestro país?

Tal vez reconocer los logros, los avances que indudablemente ha habido a través de los siglos, esforzarnos por no ver las cosas drásticamente “blancas o negras.

México necesita ciudadanos que amen a su país, respeten las instituciones, que exijan y critiquen, SÍ, pero proponiendo soluciones.

¿Qué pasaría si los mexicanos asumiéramos que México es responsabilidad de todos?

Comencemos por reconocer lo bueno y corregir en nosotros lo que justamente no nos gusta, por ejemplo:

  • · Estacionarnos siempre en lugares permitidos

  • Respetando espacios reservados para discapacitados

  • Hablando bien de México

  • Promoviendo valores

  • Votando

  • Siendo solidarios, no solamente en tiempos de desastres naturales.

  • Cuidando la naturaleza

MEXICANOS QUE AMEN A MÉXICO Y SE COMPROMETAN A PARTICIPAR PARA CONVERTIRLO EN UN PAÍS MAS JUSTO, CON OPORTUNIDADES PARA TODOS.


0 vistas
  • Facebook Black Round
  • Twitter Black Round

COPYRIGHT © 2016

YO SOY MEXICANO

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now